El Huevo y sus mitos

Estas son algunas de las creencias más comunes con respecto al consumo de huevos, que han alejado a las personas de una fuente insuperable de nutrientes. Pasemos a describir algunos mitos y algunas verdades sobre este alimento que hoy ocupa nuestra atención.

Mito #1   ¡El huevo es malo por el colesterol!

En la década de lo 70´s se determinó que el colesterol elevado en sangre, era un factor de riesgo para la aparición de enfermedades cardiovasculares, por lo tanto las recomendaciones alimentarias estaban dirigidas a evitar los alimentos con contenido de colesterol.

La Verdad

En los últimos 20 años se ha demostrado mediante investigaciones científicas que esto es solo un mito, que comer huevos no es factor de riesgo para la aparición de enfermedades cardiovasculares.

El colesterol es un compuesto importante para el cuerpo,  ya que forma parte de las células, de la bilis, participa en el transporte de grasas, en la producción de vitamina D y de ciertas hormonas. El cuerpo produce entre 800 a 1500 mg /día, y lo encontramos en todos los alimentos de origen animal.

El cuerpo solo utiliza el 50% del colesterol dietario, que es el que consumimos con los alimentos, además existe un mecanismo de compensación, por el cual a mayor consumo en la dieta, el cuerpo lo produce en menor cantidad.

Las últimas investigaciones realizadas sobre este tema han demostrado que no existe un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares por su consumo, un ejemplo es el estudio realizado por el Dr. Hu en el año 1999, en el cual se hizo un seguimiento a 117.000 personas por un periodo de 8 y 14 años, en esta investigación se concluyó que no se encontraron diferencias en el colesterol sanguíneo entre los que consumieron 1 huevo por semana y los que consumieron 1 por día.

Este excelente alimento tiene un rol invaluable en la dieta, ya que ayuda a mantener una alimentación balanceada, variada y nutritiva, así mismo lo ha manifestado el Consejo Americano de Ciencia y Salud en el año 2002.

Mito #2   ¡El huevo marrón alimenta más que el blanco!

La Verdad

El color del huevo es determinado por la raza de la gallina, si una gallina es roja y tiene glóbulos rojos, su huevos serán rojos, así como en una gallina blanca, sus huevos serán blancos y esto no altera ni varia la calidad nutricional, ni el sabor.

Mito #3  ¡El huevo se debe cocinar hasta que esté muy firme!

La Verdad


Un cocimiento adecuado asegura que el huevo alcance la temperatura suficiente para destruir la bacteria (salmonela), y no es necesario cocinarlo hasta quedar firme y seco, ya que la bacteria no sobrevive a temperaturas de cocimiento normal (60°C), ya sean fritos, hervidos, etc.

 Mito #4 ¿El huevo engorda?

La Verdad  


El huevo es un alimento que solo posee por unidad 75 Kilo calorías, todo depende del tipo de cocción y de los acompañamientos con que lo consumamos, esto es lo que tiende a elevar su valor calórico.

Para demostrar que el huevo es un alimento ideal para regímenes de adelgazamiento, no solo por su excelente valor nutricional sino por su alto poder de saciedad, el Centro Rochester para la Investigación y el Tratamiento de la Obesidad realizó una investigación en el año 2005, donde se compararon dos desayunos con la misma cantidad de calorías , los cuales uno estaba basado en panecillos y el otro provisto de 2 huevos y llegaron a la conclusión de que este último inducía mayor saciedad y reducía significativamente el consumo total de alimentos en el día lo que originaba una pérdida de peso.

Mito #5  ¡Es más saludable comer el Huevo Crudo!

La Verdad


Se recomienda consumir el huevo cocido debido a que la Avidina se desnaturaliza con el calor, esto significa que pierde su capacidad de captar una importante vitamina del complejo B llamada Biotina necesaria en nuestro organismo.

Así mismo, la cocción mejora la absorción de albúmina, en estado natural (cruda) no se asimila correctamente.

Recomendaciones Finales

• En base a los conocimientos científicos actuales: no hay razón para disminuir el consumo de huevo.

• Posee un alto valor funcional, es aceptado por todo, es económico, fácil de preparar y por si fuera poco se le considera dentro de la categoría de los alimentos funcionales.

• No debemos eliminar la yema: es la mayor fuente de vitaminas y minerales del huevo.

• Es un alimento con alta densidad nutritiva, esto significa que brinda pocos kilos calorías  y muchos nutrientes.
 
• Países como Japón, España y Francia presentan un alto consumo de huevo per cápita y muestran un índice de mortalidad cardíaca menor que otros países donde el consumo de huevos es menor.

CONSEJOS

√   Para que estés bien, evita consumir huevos crudos.

√   ¿Cómo comprar huevo?

Recomendaciones del Instituto del Huevo:
•    No adquirirlos rotos.
•    No adquirirlos con la cáscara dañada ni sucia.
•    No adquirirlos partidos.
•    No adquirirlos vertidos en un recipiente.
•    Adquiera huevo fresco.

√    Un empaque perfecto.

El huevo es el único alimento que posee un empaque natural que lo protege de la contaminación, por lo que está libre de bacterias, y no ponemos en riesgo nuestra salud con su consumo.

Además, el cascarón preserva el contenido nutrimental que todos necesitamos en buenas condiciones, y cuando se almacena adecuadamente, puede durar varias semanas en buen estado.

Vale la pena resaltar que el huevo es un alimento que no puede ser adulterado gracias a su empaque naturalmente perfecto,  ¡ el cascarón !

Fuentes:
http://www.ilh.com

http://www.vidapositiva.com

http://www.institutohuevo.com

  • PDF