Ni un Kilo de Pollo a EE UU

A seis años de vigencia del mayor TLC de la región, Estados Unidos sigue sin abrir sus puertas a la exportación de carne de pollo y huevos centroamericanos pero ellos sí aprovechan las bondades del acuerdo

El CAFTA se vendió como una oportunidad de equidad e igualdad entre los mercados de los países miembros, lo que, en el caso de los avicultores de la región centroamericana, ha sido hasta ahora una utopía; una utopía que está llevándoles a plantear la revisión del acuerdo.


Los industriales avícolas de la región dicen haber construido uno de los mercados más seguros en el continente americano y con capacidad para exportar sus productos, carne y huevos, al principal mercado del mundo: los Estados Unidos.


Confiaron que ese comercio se iba a lograr una vez entrara en vigor – en 2006- el Tratado de Libre Comercio que la región centroamericana y la República Dominicana (CAFTA) firmaron con los Estados Unidos.
Desde entonces, el tratado ha sido de libre aplicación para los Estados Unidos, que no tiene restricciones para vender sus productos avícolas en la región, pero no da el mismo trato a sus contrapartes.
Según registrados de las asociaciones de avicultores de la región, Estados Unidos vende un promedio de 3,240 toneladas métricas por año de esos productos a la región.
Centroamérica, entre tanto, no ha exportado a aquel mercado ni un tan solo kilo.

Denunciar el Tratado
Es por esta razón que los hondureños han comenzado a recolectar la información requerida para formalizar una petición ante el Estado de Honduras para la revisión del CAFTA, por su negativa para abrir su mercado a la carne de pollo que se produce en la región.


“Se ha iniciado con el proceso de revisión nacional y una vez que tengamos claro el panorama nacional vamos a solicitar la revisión entre países(…), porque el TLC así como está no genera ni igualdad ni equidad” en las relaciones con ese mercado, dijo a D&N Adalberto Discua, presidente de la Asociación Nacional de Avicultores de Honduras (Anavih).


Señaló que a pesar de que los tratados,  acuerdos y organismos comerciales internacionales plantean la reciprocidad como una línea de competencia, en este caso con los Estados Unidos, “Las reglas, los requisitos y las equivalencias no muestran un camino claro en el cual se pueda lograr esa vía de acceder” a aquel mercado y “eso pone en una situación de desventaja a la producción nacional y regional”.


En este contexto, ni Honduras ni el resto de los países de la región y el Caribe han exportado un tan solo kilo de carne de pollo y huevos al mercado estadounidense, a pesar de que, en el caso particular de Honduras, se han ejecutado al menos tres supervisiones de la condición de la cifra 5% . Es la participación de la industria avícola en el PIB nacional; 18% es la participación del sector avícola al Producto Interno Bruto Agrícola (PIBA). Este sector genera 15,000 empleos directos en Honduras y unos 170,000 empleos indirectos. Producción en el país, pero no se ha tenido respuesta de las autoridades de aquel país. "¿Cuál es la traba?, se le consultó a Discua, quien dijo que esa es la pregunta que le están haciendo por escrito al gobierno de los Estados Unidos. "Que nos ponga reglas claras para poder ver la admisibilidad de nuestro producto a ese país". Alberto Ramírez, presidente de la Federación de Avicultores de Centroamérica y el Caribe ( Fedavicac), consideró que el mercado estadounidense es muy exigente y que cumplir con esos requisitos “va seguir siendo un reto”.

En ese contexto, dijo que estarían apoyando la solicitud de una revisión del tratado comercial, aunque no se muestra nada optimista con los resultados de esas gestiones "porque hay una capacidad de las instituciones y el gobierno de los Estados Unidos de subestimar mucho a nuestros países, hemos sido toda una vida mirados como países del tercer mundo y nos subestiman, y mientras exista esa capacidad de subestimarnos me parece que la posibilidad de establecer relaciones comerciales en igualdad de condiciones va a ser muy difícil". Para Ramírez, el CAFTA ha sido un fracaso. "Yo lo veo como un fracaso y lo atestiguo", apuntó el dominicano, quien no ve con optimismo que esa situación se pueda revertir.

Donald Tuckler, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Avicultores y Productores de Alimentos de Nicaragua, dijo que el éxito del Tratado es la reciprocidad comercial que no cumple la nación del norte a pesar de que Centroamérica desde un principio reconoció  el sistema sanitario norteamericano.

Planteó que dentro de los esfuerzos que se ejecutan para hacer valer el tratado "también el departamento de Agricultura de los Estados Unidos de manera recíproca valide nuestro status sanitario y la inocuidad de nuestras plantas para habilitar la exportación". Dijo que en la medida que eso no ocurra, "el Tratado se expone por el lado estadounidense a evidenciar de que hay ciertos obstáculos sobre los cuales hay que trabajar, y nosotros desde el sector privado estamos haciendo la parte nuestra".

Esta posición ha sido planteada a los avicultores de la región reunidos en Tegucigalpa para hacer un análisis del panorama avícola de la región, sobre todo los temas técnicos y comerciales.
 
En el encuentro han coincidido que han consolidado un sector fuerte, un sector con un producto y una avicultura muy competitiva y muy productiva, altamente profesional y tecnificado, que está en la vanguardia en el uso de las nuevas tecnologías.


Sector sólido
El director ejecutivo de la Asociación Nacional de Avicultores y Productores de Alimentos Nicaragua dijo que Centroamérica tiene un status sanitario muy sólido, libre, prácticamente de enfermedades aviares de interés cuarentenario, y un sector que está dedicando planes de inversión, de producción, a tal grado que se ha convertido en los pilares de la seguridad alimentaria del área.

América Latina produce actualmente alrededor del 40% de la producción de carne de pollos y huevos a nivel mundial, y la región centroamericana produce el 40% de ese porcentaje, dijo a D&N Alberto Ramírez, presidente de la Federación de Avicultores de Centroamérica y el Caribe (Fedavicac).

La avicultura de la región está muy fortalecida en programas de seguridad, de análisis de riesgo, pero no todo está hecho, dijo el presidente de la Fedavicac, quien planteó que uno de los principales retos es el fortalecimiento de sus programas de
vigilancia epidemiológica en todos los sistemas nacionales.

Según cifras del sector, la avicultura aporta en la región centroamericana entre un 12 y un 14% al Pro-ducto Interno Bruto Agropecuario y entre un 3 y un 5% al PIB general.

Mercados
Pero el cierre del mercado de Estados Unidos no debe minar los esfuerzos de la industria para ver hacia otros mercados, como los países del Caribe, que está siendo atendido actualmente desde el Golfo de México "y perfectamente nosotros podemos ser competitivos en lograr eso", dijo el presidente de la Anavih. Para los próximos tres arios, como Anavih estará buscando acceder estos mercados y dirigir a nuestros gobiernos para que abran, por ejemplo, el Caricom, y para ello requieren que el Estado sea el facilitador en la parte de infraestructura, de logística, puertos, fletes, embarcaciones; demanda garantizar la parte sana, de inocuidad, una plataforma que permita ser competitivos y llegar afuera de nuestras fronteras.

Producción
Honduras produce entre 7,000 y 7,500 cajas diarias de huevos y entre 1.8 y 1.9 millones de unidades de pollo. En términos de tres años la industria ha crecido un 5.5% en ambas líneas y ha generado más de 50,000 empleos directos y más de 150,000 empleos indirectos. Registran cerca de 2,000 millones de dólares en facturaciones de productos al año. El aporte de este sector al PIB agrícola está en 17.4% y el 1.1% al PIB nacional. El sector está compuesto por empresas que producen, comercializan y se encargan de la logística de distribución. En el área de comercialización hay cuatro grandes empresas moviéndose en el mercado: Corporación Multiinversiones, que operan la marca de pollo Rey; Cargill, bajo la marca Norteño; Inversiones de la familia Walter bajo la marca Cortijo, entre otras pequeñas empresas que comercializan sus propias marcas. Honduras, en términos de crecimiento, es uno de los países que más crece a nivel regional. La Anavih registra un consumo per cápita de 120 a 124 huevos y de 42 a 44 libras de carne, lo que "nutricionalmente hablando representa el 65 a 70% de la proteína animal que consume el hondureño", dijo Discua.

  • PDF